Leyendo a Paulo Coelho, 2008

Fue antes de jubilarme, allá por el 2008 que empecé a leer a Paulo Coelho. El primer libro fue  “A orillas del río Piedra, me senté y lloré”,  después «El Peregrino del Camino«,  y finalmente «El Zahir», una de sus obras más afamadas.

Como indico en La vida es…: «En todos ellos, sus libros, hay como un leitmotiv que está implícita e incluso explícitamente expresado: la vida es el camino, que hay que transitar, sin detenerse…, ¡como si el que la persona que fija una relación se estanca, se pudre y muere, vive como muerto…!

Si esto lo unimos a la esperanza: todo está en el futuro, en lo por hacer;  ¡no vale nada de lo conseguido, somos siempre entes inacabados…!  Coelho con sus visionarios, sus voces, señales y premoniciones… tenemos novelas para rato. Novelas que para jóvenes, adolescentes… gente en proceso de cambios rápidos, vehementes, les anima a no parar, a vivir en la inseguridad…»

Detalle: una de mis salidas, excursiones, fue al Río Piedra, visitando el Monasterio de Piedra. Las fotos de esta entrada corresponden a ella.

16 De piedra

Narrativa agradable de leer, …de vez en cuando muchas reflexiones, párrafos aleccionadores, expresión de la inquietud íntima del propio autor, que es el escritor de fama mundial protagonista de una u otra manera de cada libro.

Queda bien reflejado su mundo literario, su éxito, su mundo… y sus tópicos repetidos en todos los libros: fe en sí mismo, creencias, rituales, obsesiones, doctrinas. Siempre quedan evidentes y sin crítica alguna sus seguridades, sus creencias religiosas, técnicas ascéticas sean cristianas, orientales o… Y siempre el omnipresente joven milagrero, visionario… con poderes, aunque juegue a realista hablando de epilepsia.

Novelas entretenidas. Para profundizar ver otros sitios de o sobre Paulo Coelho Encuentros en el camino,   espacio oficial .

9 De piedra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *