Actitudes actuales en Navarra sobre las víctimas de la Guerra Civil

 

Entre otros aspectos también habla el libro sobre las actitudes que se dan entre las gentes de Navarra respecto al desentierro de las víctimas del franquismo,…”Hay un sector al que no le hacen ninguna gracia los mapas de las fosas, ni los hallazgos de los restos de las personas asesinadas. Porque se viene abajo la gran mentira de Navarra como hogar tranquilo, sus hijos requetés engañados por la política y generosos en el frente, escasas represalias en retaguardia (siempre exageradas por los rojos) y una vida en paz a diferencia del resto de España. Y entonces, al surgir los tiroteados esqueletos del fondo de la tierra, ese artificio se hunde con estrépito y es sustituido por la imagen real del escarmiento, por los tres mil cuatrocientos y pico, cuyos nombres y apellidos están inscritos en el Parque de la Memoria de Sartaguda, masacrados de forma planificada, con listas previas o a golpe de denuncia, como Valeriano, para quien los de las rentas del trabajo ya no querrán cobrar sueldos decentes, para convertir los salarios en meros y escuálidos costes económicos, para que los jornaleros se enteren que el campo es de los corraleros y terratenientes, que no se habla nunca ya de derechos sino de deberes y desaparezca la legítima huelga, en fin, para que no se atreva nadie a levantar la voz y se olviden para siempre del componente vasco de Navarra, cuya presencia cultural e idioma siguen sin embargo ahí para quien quiera verlos en pleno siglo XXI. 

Desde entonces, la derecha navarra se ha dividido entre varias actitudes ante estos hechos incontestables y verificados (Pág. 45) :

  • quienes saben lo que pasó y quieren que nada trascienda mediante un chitón general y obligatorio;
  • quienes dicen, contra toda evidencia, que los rojos siempre exageramos y que no se mató tanto, lo que coincide con las falsedades de las línea historiográfica abierta por el general franquista Salas Larramendi;
  • los hay, además muy numerosos, que se amparan en que esos descubrimientos de la verdad pertenecen a un tiempo muy lejano, desatan odios y malas pasiones.
  • y también existen, al modo de José María Iribarren (fue uno de los planificadores derechistas del 18 de julio faccioso. Muy ligado en principio a Mola, de quien fue secretario….), quienes hubieran preferido meter la cabeza debajo de la almohada antes que percibir el seco sonido de los reglamentarios e infalibles Máuser del calibre 7/92 y de la pistola Astra del 9 largo del alférez, teniente o capitán que mandase el pelotón.

Placa conmemorativa del Ayuntamiento de la ciudad de Pamplona a la memoria de los 298 vecinos fusilados, localizada cerca de la Puerta del Socorro, Vuelta del Castillo.

Algunos enlaces sobre el tema:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *