De nuevo con Stefan Zweig: Europa

De nuevo con Stefan Zweig: Europa

Del libro “La desintoxicación moral de Europa. Y otros escritos políticosPlataforma Editorial, 2017.

Breve libro, 120 páginas con siete textos escritos por el autor (Stefan Zweig) a lo largo de su vida.  Todos están datados menos el último, el Discurso “La Unión Europea” que puede ser de alrededor de 1935.

Fácil de leer, sencillo pero sorpresivo en cuanto descubrimos que este autor que acabó suicidándose junto a su mujer, muy lejos de su querida Europa, era del grupo reducido de intelectuales que ya creían en la Unión de Europa, y que en concreto fue precursor de algunas iniciativas que hoy están uniendo “europeos” más allá de mercancías, capitales e intereses geopolíticos del mundo actual.

Se dice en contraportada: La publicación se extiende desde 1909 hasta 1940. Y en la Introducción. Sobre los que más me han llamado la atención:

  • En “La monotonización “ del mundo, 1925, el autor vienés hace de nuevo sonar las alarmas en torno a un peligro que estaba entonces in statu crescendi y ha alacanzado su paroxismo en nuestra época: la americanización de Europa,
  • Mientras en el ensayo que da título a este libro, “La dexintoxicación moral de Europa” (1932), se ofrece ideas relevantes y muy avanzadas para su época en torno a una educación que debiera formar a las generaciones futuras en un espíritu colaborativo de todas las naciones del Viejo Continente.
  • El último texto, inédito en español; se trata de un discurso de Zweig (o el boceto de un discurso) que aborda explícitamente la urgencia de emprender acciones concretas que abonen el terreno a la creación y consolidación de una “unión de Europa”, una unión primeramente intelectual, pero también política. Quizás alrededor de 1935.

No cuesta demasiado identificar en este último texto, por ejemplo, la idea germinal de un proyecto que se lleva desde hace ya algunos años con el título de Las capitales europeas de la cultura. Y también señalar como en el anterior texto está la otra gran iniciativa del Proyecto Educativo llamado Erasmus,  programa por el que han pasado tantos jóvenes estudiantes europeos, como dos de mis tres hijos.

Se puede leer más en Poco antes de “El Mundo de ayer”. Ver mis entradas sobre este autor aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *