Natalio Cayuela, asesinado al comienzo del Golpe Militar en Pamplona

La reseña que viene a continuación corresponde a un documento incluído en el libro ya mencionado en mi anterior entrada  El Juez Luis Elío, represión en Navarra, 1936La represión de la Administracióin de Justicia.

Su autora es Miren Goñi Flores, lleva por título: Natalio Cayuela, secretario de la Audiencia Territorial de Pamplona.

Ya desde la Introducción, la autora indica que “La Administración de Justicia no fue ajena a la barbarie. Desde el primer momento que se dio el golpe  de Estado comenzó un procedimiento de depuración de la Administración de Justicia, con el fin de garantizar la lealtad al movimiento del cuerpo administrativo, apartando a todos aquellos que no eran leales al Movimiento Nacional. La Audiencia Territorial de Pamplona quedó bajo el mando de los militares desde el primer momento, por lo que los trabajadores desafectos sufrieron las fatales consecuencias. Varios trabajadores fueron fusilados (Nota1.),entre ellos Natalio Cayuela Medina, uno de los dos secretarios que componían la Audiencia Territorial de Pamplona.

Nota 1: Jimeno Araguren, R, “La represión y depuración en la Administración de Justicia: Navarra, 1936-1945. Una primera aproximación”, Jueces para la Democracia, 79 (2014), pp 86-106.)

En el apartado 2 describir el arraigo de las ideas republicanas en Navarra “básicamente se centraba en Pamplona, Tudela y su merindad…, existieron partidos u organizaciones republicanas como el Partido Republicano Autónomo Navarro, el Partido Republicano de Tudela y el Partido Centro Republicano de Cortes”, agrupaciones que llegaron a conformar el partido de Acción Republicana, fundado por Manuel Azaña en 1925, y en el que militaron Natalio Cayuela y su hermano Santiago”, posteriormente se integrarían en Izquierda Republicana. Explica que ambos hermanos impulsaron el periódico Los promotores para la democracia, periódico que reunió a la pequeña y mediana burguesía (médicos, abogados, veterinarios…), además de algunos trabajadores como albañiles o empleados, más bien pocos. También reseña que fue socio de la Liga de los derechos del hombre, que se había constituido en Madrid el año 1913, en la que estuvieron involucrados muchos de los intelectuales españoles (Unamuno, Eduardo Ortega y Gasset…) y artistas (Dalí, Azaña o García Lorca). Repasa otros puestos en los que destacó: Presidente del Consejo Provincial de la Cruz Roja o Presidente del Atlético Osasuna, club de fútbol de la ciudad.

En los siguientes apartados  El Golpe de Estado de julio del 36 y El fusilamiento de Natalio Cayuela, el 23 de agosto de 1936, da detalles de las personas que de un lado (el general Mola, carlistas y falangistas…) y de otro  los funcionarios de la justicia, ediles del ayuntamiento… fueron represaliados o acabaron, primero en la cárcel (la provincial de Pamplona, la de Escolapios o en el penal de San Cristóbal), y más tarde muchos de ellos fusilados.

Aquel día 23 de agosto…concreta “La lista de las 52 personas que se iban a fusilar estaba confeccionada de antemano por parte de carlistas y falangistas…. Entre los asesinado estaban militantes y simpatizantes de Izquierda Republicana, del PSOE, la UGT, el PCE y la CNT. Los más conocidos serían personas adscritas a la primera formación de las citadas: los abogados  Cayuela, el médico Marino Húder y Amadeo Urla, dueño de una concesionaria de automóviles…. El autobús, con 52 presos, tomó dirección Zaragoza, aunque su destino fue el paraje bardenero de Valcaldera, a 70 Kms de Pamplona”.

Acaba con el capítulo 5, Los Expedientes de Natalio Cayuela, hasta cuatro apartados en el que se siguen las vicisitudes que siguen los expedientes, una vez muerto Natalio Cayuela a lo largo del tiempo sobre su defunción o desaparición, el de depuración, incluso en el de responsabilidades políticas” finalizando con el de la prueba del ejercicio del cargo para la pensión de su viuda, según la evolución de las nueva legislación que se otorga el régimen de los triunfadores del golpe.

Se dispone de una muy concreta Bibliografía que incluye autores como García-Sanz Marcotegui, A.; Jimeno Aranguren, R.; Jimeno Jurío, J.M.; Martínez Cuadrado, M.; Mikelarena, F.; Sánchez Ostiz, M.

Espero escribir algo más sobre los asesinados en Valcaldera, Cadreita, Navarra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *