Dos novelas de Czeslaw Milosz

«El Valle de Issa« y «El poder cambia de manos»

  • La primera novela de Ceszlaw Milosz, Tusquets editores, colección andanzas, 1ª edición en castellano 1981. Edición original 1955

De la contraportada: “El valle del Issa ha sido siempre habitado por una ingente cantidad de demonios…” Así empieza una de las descripciones que hace el narrador del entorno en que vive el niño lituano que protagoniza esta historia: . «Tomás» vive, al igual que Milosz-, en un mundo donde los ritos religiosos tradicionales llegaron tarde a su vida y en un tiempo, a principios de nuestro siglo, en que la naturaleza producía un éxtasis pagano y un horror maniqueo.”

Es en gran medida descripciones de lugares, río, bosques, pueblecitos, casas…, siempre naturaleza silvestre, pero también narraciones del acontecer de los habitantes tal como aparecen siempre a los ojos del niño: sus abuelos, tíos, sobre todo su tía Helena y los de los alrededores Magdalena, Romualdo, José, el cura… Finalmente, ya hacia el final, en el capítulo 67 aparece su madre, que viviendo en otra cultura, la de la ciudad, se llevará a Tomás fuera del valle con su padre, alejándolo de aquel lugar que lo ha hecho despertar sobre todo a la naturaleza, a las vivencias de los adultos, el amor imposible, el señalamiento de brujería, el guarda bosques, los cazadores y sobre todo de las duras relaciones entre abuelos y tíos. El mundo de la Lituania del autor- niño.

Algún otro trasfondo intuido o incluso explícitos en el texto: Lituania, Polonia, Alemania, mejor Prusia, incluso Rusia. Otro será la fusión de lo real, con lo mágico sea religioso católico, pero también pagano e incluso étnico, pero siempre rural.

 

  • La segunda novela se titula «El poder cambia de manos» y es otra cosa.

He aquí la presentación en la búsqueda de Google: «El poder cambia de manos, la extraordinaria novela de Czeslaw Milosz, rescata de la historia de Polonia uno de sus trágicos pasajes: cuando pasó de la tiranía del nacionalsocialismo a la tiranía del socialismo real

La trataré en otra entrada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *