La Pandemia de Covid-19: ¡una experiencia muy dura!

Ha sido duro, muy duro: confinamiento domiciliario, prohibición de la movilidad, normas de prevención…). Una lluvia de malas noticias: contagios, hospitalizaciones, muertes. Normas, obligaciones y en definitiva: miedo

A cada grupo social este largo período, desde principios de 2020 hasta finales del 2021 ha golpeado de muy diversas maneras. Los mayores, grupo de riesgo, enclaustrados en sus casas. Los trabajadores…, según profesiones y funciones social: con estrictas normas de seguridad (sanitarios, transportistas, trabajadores de productos de primera necesidad…), y consejos para fomentar el teletrabajo, desde casa. Por encima de nuestras cabezas, una lluvia de informaciones, consejos, bulos, tergiversaciones, declaraciones encontradas de políticos… desde la radio, televisión y redes sociales por internet…

Personalmente, ya edité una primera entrada, demasiado optimista Mi experiencia en la primera ola de pandemia. Allí mismo hacía referencia a lo editado en ese blog Experiencias de un Jubilado: actualidad del Coronavirus. Son 9 las entradas que le dediqué, la primera 25 de marzo de 2020 La pandemia del coronavirus; destaco Un jubilado en la cuarentena, sigo con…, La desescalada y acabo con Fin del estado de alarma.

Pero la historia ha sido larga: no una, sino hasta 5 han sido las olas de la pandemia y no fue la peor la primera. No obstante dejé de escribir por un tiempo, para retomar en ese sitio nuevas entradas ya a ¡¡¡principios de octubre de 2021!!!: ¿Fin de la pandemia en Navarra?; La nueva realidad sin restricciones; Pandemia CVovid-10: algunos datos.

Estamos ya a mediados de octubre, las autoridades han retirado la mayoría de restricciones. Únicamente quedan las obligaciones básicas de llevar mascarilla en interiores de lugares públicos…, y las recomendaciones de lavado de manos, gel y distanciamiento preventivo. Por fin se ha abierto la hostelería, también en los interiores de bares y restaurantes.

Ya antes se había acabado el estado de alarma, los confinamientos generales y perimetrales y abierto la movilidad por todo el estado español,… hasta viajar libremente e incremento espectacular del turismo, sobre todo de los propios españoles.

Parece que las libertades ordinarias se han conseguido instaurar de nuevo. Pero las secuelas en muchas personas siguen, hasta incluso en su salud mental.

Con mis más de 70 años cumplidos, fui de los primeros en recibir una vacuna, la Pfizer, tanto primera como segunda dosis. Esto ha sido el principio del control de la pandemia: ¡¡¡ yo no he tenido contagio alguno!!!.

Puedo añadir por mi parte, que ya hemos hecho unos cuantos viajes (Madrid, Toledo, Merindades de Burgos, a las playas…); nos visitamos entre familiares, compartir unas cervecitas en las terrazas y…

por fin, podemos ¡¡¡citarnos con nuestros amigos para celebrar una gran comida en uno de los mejores restaurantes de Pamplona!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *