La trilogía de Danzig, Günter Grass, premio Nobel

He leído las tres novelas que forman la trilogía; no, miento en algo, no fui capaz de leer entera la principal «El tambor de hojalata», 1959. Sin embargo las otras dos son más digeribles, la una corta «El gato y el ratón» 1961, la otra más larga «Años de perro». Todas ellas ambientadas en torno a esta ciudad, hoy polaca con el nombre de Gdansk.

Por ahora las presento con estas 4 cosas que hay que saber de10 sobre Günter Grass, sitio mexicano que cito vertigopolitico/todo_menos_política:

Combinando detalles naturalistas con imágenes fantásticas, la trilogía captó la reacción alemana al ascenso del nazismo, los horrores de la guerra y la culpa que atenazó al país tras la derrota en la Segunda Guerra.

La novela de la consagración mundial

– “El tambor de hojalata” retrata la vida de un niño de Danzig atrapado entre el vendaval político que significó el ascenso del nazismo al poder mientras la respuesta de él es no crecer. Su pequeño tambor metálico se convierte en el símbolo de su negativa.

– Sus libros vuelven una y otra vez a Danzig, el lugar donde el escritor, hijo del dueño de una tienda de ultramarinos, nació el 16 de octubre de 1927.

– En su trilogía, Grass esbozó una parte de su propia experiencia en el servicio militar y su cautiverio como prisionero de guerra de los estadounidenses hasta 1946.

Añadir, por ahora que me han subyugado aquellos lugares, descritos con los recuerdos del joven que era Günter Grass en aquellos momentos infantiles y juveniles. La visión de aquella terrible realidad que le rodeaba, desde la perspectiva del niño que no «entiende nada» y que ya adulto pone en solfa todo lo que estaba pasando. Resaltar no ya el protagonista, Oscar Matzerath, sino toda la serie de personajes que aparecen en cada uno de los libros y que luego he descubierto en «Pelando la cebolla» cómo los trasladó el autor desde la realidad a la creación artística.

Como introducción se puede leer el artículo «Günter Grass, muerte de una paradoja», en el Cultural de El Español, 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.