«Sobre el espíritu de las leyes» 1953, poema de Czeslaw Milosz

Poema incluido en su libro: «La luz del día, 1953»

SOBRE EL ESPÍRITU DE LAS LEYES

«Del llanto de los niños en el suelo de estaciones atemporales,

De la tristeza del maquinista de trenes-prisión,

De la mancha roja de dos guerras en la frente,

Yo me desperté bajo el bronce de monumentos Alados,

Bajo los grifos de un templo masónico,

Y se apagaba la ceniza de mi cigarro.

…………

Yo, con mi ancla de pino en una llanura arenosa,

Con la memoria licenciada de los amigos muertos,

Con la memoria silenciada de ciudades y ríos,

Estaba preparado a abrir con un cuchillo el corazón de la tierra

Y colocar allí un diamante candente de gritos y quejas,

Estaba preparado a manchar el fondo de las raíces con sangre

Para invocar los nombres en las hojas

Y ocultar la malaq2uita de los monumentos con la piel de la noche,

Y escribir con fósforo Mene Tekel Fares,

Iluminado con un trazo de párpados derretidos.

Así sacudí la ceniza de mi cigarro.

……………

(Y final)

Jardines saltando abajo, al fondo de barrancos,

Danzas nacionales de ardillas color ceniza,

Blancos laboratorios de bebés alados

Que crecen siempre en una época diferente,

El resplandor, el zumo, el rojo de los días,

Todo eso

Me parecía el principio del sol en pardas llanuras,

Allí, en las estaciones, en una mesa coja,

Estaban sentados con un vaso vacío, la cara en las manos,

Tristes maquinistas de trenes-prisión.»

Whashington D.C. , 1947

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *