Mi evolución con los blogs

Mi primer blog fue eso: ¡sólo mío!. No conseguí que fuera colaborativo. Por otro lado, a penas tenía tráfico, de hecho muchas entradas no las vieron nadie hasta el 2010. Domina el texto, la palabra con algún enlace aislado y contadas fotos bajadas de internet.

Como en tantos trabajos, lecciones…, de aquellos inicios,  en la forma de compartir contenidos abundó la técnica de «copiar y pegar».

  No he sido de leer narrativa, novelas. Han sido muy pocas en los más de 50 años que tengo. Siempre me he inclinado por los estudios, informes, libros de
pensamiento …, e Informática. Van, pues, desde ahora en mis intereses las reseñas de mis lecturas de ficción: «A orillas del río Piedra, me senté y lloré», primera lectura de Paulo Coelho.

     Como dice en su web su argumento va de…«Tras once años, una mujer se reencuentra con su amado. La última vez que se vieron eran todavía adolescentes. Hoy, la vida les ha llevado por caminos muy distintos: ella vive en Zaragoza, prepara oposiciones y ha aprendido a dominar sus sentimientos. Él ha viajado por todo el mundo, posee el don de la curación y ha encontrado en la religión un refugio para huir de sus conflictos interiores. Pero en el reencuentro, a ambos les unirá un único deseo: el de cumplir sus sueños. A orillas del río Piedra me senté y lloré es una novela sobre el amor y la esencia de la vida, porque las historias de amor encierran en sí todos los secretos del mundo.»

     No hay fotos, algún enlace, subrayados… Finalmente a partir de 2011 empecé a compartir capturas de imágenes y mis propias fotografías. ¡Cuánto había que aprender sobre la edición y manipulación de imágenes: ajustes, tamaños, localización…!

     He empezado a dedicar mi tiempo con el ordenador a algún interés personal, que no sea continuar con la enseñanza  y la práctica escolar. Y este primer intento va a ser sobre el ARTE ROMÁNICO.

(donde se incrustan ya dos imágenes propias tomadas con la Olympus PL_1

seguir el enlace de arriba)

          Finalmente hoy, 2020… me ha tocado volver sobre los inicios y constatar los fallos…: enlaces rotos, fallos ortográficos, de redacción… He tenido que hacer una inmensa reactualización: eliminar entradas obsoletas, reeditar algunas corrigiendo los errores y añadir enlaces de contenidos texto, imágenes…¡nuevos!.

       Todo lo señalado hasta ahora va referido al blog sucesor de primero que ya no existe, lleva por título Experiencias de un Jubilado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *