Por la Alcazaba de Málaga

Por la Alcazaba de Málaga

Málaga tiene mucho que ver y sólo se necesita tiempo para disfrutarlo.  Nosotros estuvimos tres días en nuestro viaje Hacia Málaga.

Una de las atracciones irresistibles es La Alcazaba. Así se presenta este monumento en la Wikipedia: «La alcazaba de Málaga (del árabe al-qaṣbah, قصبة, al kasbah, ‘ciudadela’) es una fortificación palaciega de la época musulmana, construida sobre una anterior fortificación de origen fenicio-púnico.2​ Se encuentra en las faldas del monte Gibralfaro, en una posición elevada pero contigua y unida al centro histórico de la ciudad, lo que constituía la antigua madina de Mālaqa, y en cuya cumbre se halla el Castillo de Gibralfaro…Construida entre 1057 y 1063 según los historiadores musulmanes a instancias del rey de taifas bereber de Granada, Badis ben Habús. En su construcción se emplearon materiales de acarreo y se reutilizaron piezas del anexo teatro romano, como columnas y capiteles… Posteriormente llegan a Málaga los Almorávides en 1092 y los Almohades en 1146. En el 1279 la conquista Muhammad II Ben al-Ahmar y pasa al reino Nazarita… Conjuga las necesidades de defensa y la belleza de un palacio árabe organizado a base de patios rectangulares y crujías en torno con sus jardines y estanques. Sus estancias que, en la tradición de la arquitectura granadina, buscan en los interiores la alternancia de luces y sombras para conseguir esos juegos que tan bien dominaron los alarifes musulmanes

Hay que visitar La Alcazaba, mejor en visita guiada. Y hay que tener paciencia, subir poco a poco y observar y gozar tanto sus interiores a cielo abierto como sus vistas de la ciudad desde miradores y murallas. Entrar…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *