«Autobiografía», Juan Goytisolo

Ya he indicado que para acercarme a Juan Goytisolo empecé leyendo su «Autobiografía». Para adentrarme en ella nada mejor que con este artículo de Javier Rodríguez Marcos, El País Goytisolo explica a Goytisolo

Un volumen reúne todos los escritos autobiográficos del escritor, recientemente fallecido. «Juan siempre escribía sobre sí mismo», cuenta su hermano Luis.

 

Uno de los últimos afanes del escritor fue concertar con sus editores la aparición del volumen «Autobiografía», que acaba de lanzar Galaxia Gutenberg. «Autobiografía» no incluye material inédito pero reúne las memorias del escritor –Coto vedado y En los reinos de taifa- junto a seis artículos que las complementan.

La aparición de «Coto vedado» (1985) y «En los reinos de taifa» (1986) supuso un hito en la tradición autobiográfica hispánica, más dada a la crítica que a la autocrítica -“a la hipocresía o al exhibicionismo a la manera de Dalí y Arrabal”-, y que no contaba con confesiones comparables a las de Rousseau, Oscar Wilde o André Gide.  Manuel Alberca, catedrático de la Universidad de Málaga y autor del estudio La máscara o la vida. De la autoficción a la antificción…: «Coto vedado fue, si no el primer relato en que se hablaba de la homosexualidad, sí fue el primero en que se expuso sin tapujos. Los autobiógrafos españoles regateaban cuidadosamente la cuestión sexual del tipo que fuera. De cintura para abajo la mayoría eran mudos».

La tercera parte incluida es «Ella». En 1955 había conocido a quien sería su esposa, Monique Lange, en las oficinas parisinas de Gallimard. Cuando Monique murió en 1966, le dedicó un escrito, “Ella” que forma parte de su autobiografía. En sus memorias, el autor consigna la paradoja a que lo enfrentó la vida: “Me hallé en la situación antinómica de vivir una intensa relación afectiva con Monique y descubrir una felicidad física ignorada hasta entonces con un albañil marroquí inmigrado en Francia

Otros artículos incluidos en esta Autobiografía:

Así, en “Guy Debord y la Internacional Situacionista” relata su relación con el autor de La sociedad del espectáculo y sus compañeros de vanguardia, “apenas” media docena de divertidos “ateos, paganos y cínicos” que lanzaban un boletín casero, se reían de su trato con Sartre y Malraux y no podían imaginar siquiera la influencia que sus provocaciones tendrían hoy en el arte contemporáneo. “El ángel gris”, entre tanto, ilustra la opinión de Carlos Fuentes de que Juan Goytisolo era el español del boom latinoamericano y cuenta la división del grupo en 1971 tras la represión del poeta Herberto Padilla en Cuba. En el lado castrista siguió Julio Cortázar, empeñado en vetar la colaboración de Cabrera Infante -el “anti-Castro”- en la efímera revista promovida por todos ellos, Libre, cuyo primer número dirigió el propio Goytisolo.

El apéndice autobiográfico se cierra con “Ella”, escrito en 1996 a raíz de la muerte de su esposa, Monique Lange, cuya figura atraviesa la biografía de Goytisolo desde que se conocieron en las oficinas parisienses de Gallimard un día de 1955.

Su lectura es amena y capaz de imbuirnos en su realidad, bien contada pues lleva media vida dedicada a la literatura, realidad de sus recuerdos familiares, barceloneses…; de su autoexilio de España a la París de grandes editoriales, nido de escritores franceses y europeos de potente personalidad  y lugar de paso obligado de americanos del norte y latinoamérica. Aparecen en sus páginas muchas indicaciones hacia personajes de sus libros, relaciones con escritores singulares como Jean Genet y sobre todo la que marcó y aseguró su vida, Monique Lange que llegó a ser su mujer, está minuciosamente analizada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *